miércoles, 29 de agosto de 2012

LA INDUSTRIA DEL FUEGO: UNA VISIÓN GENERAL




Desde la Gomera a León, desde Galicia a Gerona pasando por Valencia, España arde este veranos como no lo había hecho en muchos decenios.

Vamos a ir apartando las diversas capas del problema en las que todos en principio estamos de acuerdo como son:

Las altas temperaturas y el déficit hídrico que nos ha dejado una primavera seca.

La falta de aprovechamiento y rendimiento de los montes

La disminución y practica desaparición de medidas preventivas antiincendio como son ; el mantenimiento de cortafuegos, limpieza de los montes, vigilancia, etc, debido a la crisis de la deuda, que ha contribuido a una falta absoluta de inversión por parte de las CCAA.

Una vez sentadas estas premisas vamos a ir analizando porque el fuego se distribuye a veces de forma curiosa por el país, sin atenerse  a los parámetros anteriores.

Dejaremos por el momento los incendios de este año en Canarias, donde no ha resultado claro ni su origen ni la misma gestión de los mismos, verdaderamente dudosa y aclarar que el pino canario es un árbol con una gran resistencia al fuego el único capaz de rebrotar después.

Centrándonos en la península Ibérica podríamos trazar una línea que separase a las regiones de clima y vegetación mediterráneas muy susceptibles a sufrir incendios de manera espontánea, dadas sus duras condiciones climáticas durante el verano, si esto no fuera acompañado por una fuerte ocupación del territorio que incide tanto voluntariamente como involuntariamente a provocar incendios.

Las regiones atlánticas y de las dos mesetas y sus montañas periféricas, por el contrario en principio no deberían sufrir esta plaga bíblica mas que por las muy esporádicas fuerzas de la naturaleza y nos encontramos que algunas de ellas ocupan el puesto mas alto en este fatídica lista.

¿Por qué arde Galicia y no lo hace Asturias o Cantabria?

¿Por qué arde León y Zamora y no lo hace Soria, Segovia, Valladolid? Siendo en este caso las tres primeras notablemente más secas que León y la Sanabria Zamorana.

viernes, 17 de agosto de 2012

GROELANDIA; EL PRIMER AVISO

 
       Groelandia a principios de agosto de 2012,maximo deshielo alcanzado desde que se realizan observaciones


El Protocolo de Kyoto, la Conferencia de Durhan, junto con el impulso por establecer otro estilo de economía, otra manera de relacionarnos con el planeta y entre nosotros mismos, unido con otros graves asuntos socio mundiales es lo que se esta llevando esta madre de todas las crisis denominada ya “La Gran Recesión “ que marca ya sin ninguna duda el fin de la globalización neoliberal y que anuncia y precede a dos grandes crisis a las que se tendrá que enfrentar la humanidad en escasamente varias decenas de años, si no es antes.

Aunque ambas futuras crisis con sus subcrisis asociadas forman las dos caras de la misma moneda, a primera vista parecen contraponerse, elegiré al azar el orden de enumeración:

La gran crisis del agotamiento del petróleo, que marcará el fin de la era del petróleo e iniciará otra aun sin nombre, esto desde luego no será de repente y abundan signos que nos anuncian su llegada, como el agotamiento del petróleo fácil de obtener, estamos inmersa en ella, hace ya algún tiempo que se sobrepasó esta fase y las diversas crisis en el mundo lo atestiguan como por ejemplo el vertido de petróleo por rotura de una embocadura de un pozo de profundidad perteneciente BP en el Golfo de Méjico, que puso a prueba la tecnología mundial para extraer petróleo en esas circunstancias y mas reciente y con otras connotaciones como fue la expropiación de YPF a REPSOL por la Republica Argentina, una escaramuza para apropiarse de la tecnología de extracción a grandes profundidades marinas por parte de Estados sin seguridad jurídica, lo que no deja de ser un síntoma de que las épocas de petróleo barato han pasado a la historia.

Paralelamente estamos inmersos en el mal llamado efecto invernadero o Cambio Climático, que durante años creó una controversia asimétrica entre investigadores independientes o cuasi-independientes y los grandes lobbys de la energía, petróleo y carbón fundamentalmente, en la actualidad todo el mundo asume que la tierra se encamina globalmente a una época calida, con diferencias respecto al pasado en la distribución y cantidad de lluvias y con una fase de deshielo, principalmente en el Ártico.

Hace poco salto a los medios las fotografías obtenidas por un satélite meteorológico donde se podía observar como la cobertura de hielo de Groenlandia estaba sufriendo el mayor proceso de fusión a lo largo de los 30 años de observación mediante satélites, se estima que el 97% de la superficie de la capa de hielo se ha descongelado al menos parcialmente, en algún momento a mediados del pasado mes de julio.

Evidentemente esto repercutirá en la paulatina subida del nivel del mar, lenta pero inexorable. Entraremos en la fase aguda de esta crisis cuando las tensiones sociales y económicas se hagan insoportables lo que es difícil predecir de momento, ya que la fase final de la misma sería la devolución a la atmosfera del C02 almacenado durante millones de años en depósitos, algo así como una vuelta al jurasico y al cretácico.

Lo que pondrá de manifiesto nuestra capacidad como especie para adaptarnos a los cambios climáticos que con nuestra contribución o sin ella se van a producir sin ningún genero de dudas sobre la madre tierra, si es que nuestro linaje pretende permanecer o por contrario desaparecer como nuestros primos los neandertales.